"Una de las figuras más acreditadas de la guitarra flamenca", un "loco apasionado del flamenco", un "napolitano español", son algunos de los titulos con que se ha calificado a este personaje tan singular, que un buen día, descubrió su pasión por el flamenco y, sin pensarselo dos veces, dejó su tierra natal con el propósito llegar a España y convertirse en un buen guitarrista flamenco.

Y aunque pareciese una locura, con mucho tesón y esfuerzo lo consiguió.

Muy joven y muy ilusionado, se introdujo en los circulos flamencos de Córdoba, Sevilla y Madrid, ganandose el respeto de una gran parte de las figuras más consagradas del género, como su maestro Manolo Sanlucar, Victor Monge "Serranito", Paco de Lucía, Ramón de Algeciras y Rafael Riqueni, entre otros.

Numerosos e importantes han sido los éxitos que ha cosechado, siendo acreedor de las más favorables críticas en todas sus actuaciones. Especial mención en su carrera merecen sus intervenciones en la Biennal de Flamenco de Sevilla 1990, en la Expo´92 y la gira mundial que efectuó en 1999 con Victor Monge "Serranito".

Su virtuosidad técnica y su elegante interpretación, emocionada y sentida, lo convierten en un interprete soberbio del más auténtico estilo flamenco. Su guitarra está cargada de sensibilidad y riqueza expresiva. Su flamenco es apasionado y poético.

En continua busqueda de nuevas soluciones y sonoridades en el idioma guitarristico, Bruno Pedros se presenta como infatigable investigador y transcriptor, habiendo dedicado muchas páginas y horas, con amor y empeño excepcional, a realzar y enriquecer la figura de la guitarra flamenca. Según él mismo dice: Mi actividad casi diaria consiste en trabajar en nuevas composiciones y como trascriptor de toques guitarristicos flamencos.

A lo largo de estos años, a parte del flamenco, Bruno ha profundizado en el repertorio clásico español e internacional y se ha dedicado también a la musica de la cuenca mediterranea, como la musica napolitana y la musica andalusí (procedente del legado cultural Arabe en España). Esta riqueza de influencias, ha sabido introducirla en sus composiciones para obtener resultados sorprendentes y novedosos.

Como compositor, une a las formas tradicionales, ideas y armonías nuevas, ofrececiendo una gran riqueza de matices y tonos, que hacen alarde de su fantástico caudal creativo.

Bruno Pedros vive actualmente entre y España e Italia, como el mismo dice: "sin demora fija … más que un gitano".

Bruno Pedros; una gran persona, sencilla y cordial, que ama la música sobre todo, no se considera especial en absoluto, mientras que sobre sus amigos y colegas se deshace en elogios. Y cuando menciona a estos genios flamencos a los que él llama Maestros (con mayusculas), se emociona y habla de ellos con especial admiración, respeto y reconocimiento .... y despues de decir todo esto añade "mu gueno" en su más puro acento andaluz.

Estas son, por tanto, las páginas dedicadas a un napolitano con sangre española, que dedicando su vida a la guitarra, ha dejado mucha huella por donde ha pasado. Porque ¿Quien no aprecia a Bruno en los más auténticos circulos flamencos de Sevilla, Córdoba o Madrid?.







© Internet Red 2000 - webmaster